España subastará el 25 de octubre 140 MW de fotovoltaica distribuida, para instalaciones de hasta 5 MW

Se establece un cupo de 380 MW, con reservas mínimas para la solar termoeléctrica de 220 MW, para la biomasa de 140 MW y para otras tecnologías de 20 MW; la fotovoltaica tendrá otro cupo de 140 MW para instalaciones de 5 MW o inferiores. Los proyectos termosolares deberán contar con seis horas de almacenamiento y podrán hibridarse.

 

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha convocado la tercera subasta para otorgar el Régimen Económico de Energías Renovables (REER), que estaba prevista para el pasado mes de abril. En esta ocasión, se subastan 520 MW repartidos en dos cupos: uno de 140 MW para fotovoltaica distribuida –para instalaciones menores de 5 MW con carácter local–; y otro, de 380 MW para otras fuentes, con reservas de 220 MW para solar termoeléctrica, 140 MW para biomasa y 20 MW para otras tecnologías.

El procedimiento de concurrencia competitiva tendrá lugar el 25 de octubre de 2022. Si las reservas destinadas a centrales solares termoeléctricas, biomasa y otras tecnologías no se adjudican totalmente, el excedente de potencia pasará a un cupo neutro donde las tecnologías competirán indistintamente. El cupo dedicado a la fotovoltaica no participará en este mecanismo de trasvase.

La propuesta de resolución de subasta se sometió a participación pública entre el 30 de diciembre y el 21 de enero pasados, y se han introducido varios cambios, entre los que destaca la flexibilización de los criterios para las instalaciones fotovoltaicas de pequeño tamaño con carácter local al objeto de aumentar la participación social.

 Así, se amplía la distancia para ser considerado como participante local de los 30 km a un radio de 60 kilómetros, se reduce de más de 4 a más de 3 el número de socios locales, y disminuye el periodo de tiempo en el que se debe mantener la participación ciudadana en la instalación a cinco años, cuando antes era toda su vida útil. Además, podrán considerarse socios locales aquellos que tengan una segunda residencia en la zona.

El apoyo específico a los pequeños sistemas de generación distribuida responde a que aportan una mayor eficiencia, porque precisan menos infraestructuras de red y reducen las pérdidas de energía en ellas. También se ha considerado la necesidad de democratizar el sistema eléctrico, buscando la participación de los ciudadanos, así como de otros agentes, tal que pymes y entidades locales, en el despliegue de las tecnologías renovables.

Por otro lado, los proyectos de centrales termosolares que participen en la subasta deberán contar con seis horas de almacenamiento y podrán hibridarse con biomasa, biogás, biolíquidos y fotovoltaica, siempre que la potencia fotovoltaica no supere el 10% de la potencia termoeléctrica.

En las subastas para obtener el REER los promotores pujan por el precio que están dispuestos a cobrar por la energía que generen sus plantas, con cierta exposición al precio del mercado. En esta ocasión, las instalaciones solares termoeléctricas, las de biomasa, biogás o biolíquidos percibirán el REER durante 20 años y tendrán una exposición al mercado del 15%, por su condición de gestionables; la fotovoltaica y el resto de renovables percibirán el REER durante 12 años y tendrán una exposición menor al mercado, del 5%.

Al igual que en las dos anteriores subastas, las empresas adjudicatarias tendrán que presentar un plan estratégico con las estimaciones de impacto sobre el empleo local y la cadena de valor industrial, que será publicado en la página web del MITECO. Además, en esta convocatoria se introduce la posibilidad de impedir el acceso a futuras subastas del REER a las instalaciones adjudicatarias, para desincentivar que se renuncie al régimen otorgado en esta subasta al objeto de acudir a otra subasta posterior.

Las instalaciones fotovoltaicas dispondrán de dos años para construirse a partir de la adjudicación, mientras que las solares termoeléctricas y las de biomasa, más complejas, dispondrán de cuatro y medio. Para el resto de las tecnologías, el plazo será de cuatro años.

En las dos anteriores subastas de REER, celebradas en enero y en octubre de 2021, el MITECO asignó en total 2.902 MW de tecnología fotovoltaica y 3.256 MW de tecnología eólica. En la de octubre, además, la fotovoltaica no cubrió la capacidad ofertada por primera vez en la historia: Solo se adjudicaron 5,75 MW de la reserva de 300 MW para pequeños productores; y de la reserva de 600 MW para instalaciones en avanzado estado de tramitación se han repartido 21,9 MW.

 

Fuente: pv magazine (21/07/2022)

Autora: Pilar Sánchez Molina

Comentarios deshabilitados