La carísima factura que pasa el cambio climático a Canarias

Fuerteventura y Lanzarote estarán sometidos a riesgos significativamente más elevados en 2050 y 2100

 

¿Cuánto puede afectar el cambio climático a Canarias? Desde el punto de vista económico, las pérdidas pueden llegar hasta entre 4.000 y 4.500 millones de euros, algo así como el 11% del Producto Interior Bruto (PIB), y desde el punto de vista ambiental, por la subida del nivel del mar y la erosión en la costa se pondrán en peligro un total de 147 playas turísticas, que en 2050 habrán perdido buena parte de su superficie y dejar de ser tal y como las conocemos en la actualidad, si no se toman medidas para evitarlo.

“El impacto más importante y que podrá componer hasta el 75% de las pérdidas económicas directas estimadas, corresponde a los efectos de la erosión estructural o permanente sobre las playas turísticas del Archipiélago. Se estima que el peor escenario climático de 2050 pueda afectar a 147 playas turísticas, con una pérdida total de superficie del 10,6%”, aseveró el viceconsejero regional de Lucha contra el Cambio Climático, Miguel Ángel Pérez.

Las declaraciones corresponden a la presentación de los trabajos del proyecto ‘PIMA (Plan de Impulso al Medio Ambiente) Adapta Costas Canarias’, un documento que permitirá al Archipiélago conocer, por primera vez, lo riesgos a los que se enfrentan sus entornos costeros si no se toman las medidas de adaptación necesarias frente al cambio climático, según el gobierno regional.

El informe PIMA Adapta Costas avanza que las consecuencias de la inacción climática podrían abarcar desde un aumento de las inundaciones episódicas con afectación directa a la población, a daños en infraestructuras claves como las vías de transporte terrestre, la desaparición de playas turísticas, la reducción de hábitats y ecosistemas y un aumento de la erosión en toda la franja costera de las islas. Los resultados recopilados responden siempre a hipotéticos escenarios de ausencia total de aplicación de medidas de adaptación.

Los resultados indican un patrón este-oeste en la distribución geográfica del riesgo costero asociado al cambio climático en el Archipiélago. En este sentido, los territorios de las islas orientales, Fuerteventura y Lanzarote, estarán sometidos a riesgos significativamente más elevados en 2050 y 2100.

Teniendo en cuenta todos los impactos socioeconómicos y ecosistémicos modelizados, se han identificado 47 tramos de costa de alto riesgo acumulado en Canarias que deberán ser objeto prioritario de estudios de detalle y de planes de adaptación al cambio climático a nivel local.

 

Fuente: EnergyHub.es (19/05/2022)

Autor: Félix Martín

Comentarios deshabilitados